Doble vuelta sin chaqueta

septiembre 12, 2017 Política 1 Comentario

Me gusta el sistema de doble vuelta. Es sano, higiénico y no engorda.

Ayer me dijeron, supongo que tras un curso intensivo de política en la Sorbona, que cambiar el voto cuando ya no hay posibilidad de hacerlo a tu candidato/a es cambiar de chaqueta. Sorprende más cuando es alguien a quien le interesa supuestamente ese cambio de papeleta. Quizás me salté esa clase y ahora la seducción política consiste en correr a palos al elector. Pensé en los socialistas franceses que en la segunda vuelta depositaron su voto a Macron para evitar a Le Pen. Bueno, también pensé otras cosas.

La doble vuelta, tanto en los procesos orgánicos como institucionales, obliga a se más cuidadoso con tus futuros aliados y te exige mayor esfuerzo y sutiliza en la crítica y en la propuesta. Los “ataques”, si es que tienen que producirse, invitan más al bisturí.

En un proceso de primarias a doble vuelta se presenta la opción, si hay más de dos candidaturas, de cambiar el voto en la tanda de penaltis, para optar, como hiceron los franceses en las presidenciales, por la segunda opción mejor, e incluso, si me apuran, la opción menos mala, que también es muy democrática y no hace daño al intestino delgado.

También me parece, a la vista de lo ocurrido en los últimos tiempos, y porque lo creo además sin esos acontecimientos, que la elección de la presidencia del gobierno y de las Comunidades Autónimas deberían articularse a través de ese sistema. Añado a los alcaldes y alcaldesas. Así, el votante del PSOE, por ejemplo en su ciudad, para el caso en que la urna no haya sido generosa y ponga al partido de sus amores en el tercer lugar de preferencias de la gente, pueda decidir si su “mal menor” es el candidato/a de IU, Podemos, Ciudadanos o algún otro.

Necesitamos acelerar esa cultura política más pronto que tarde aunque se nos atraganten los primeros bocados, hay muchos partidos y/o candidaturas en las organizaciones políticas y, sobre todo, facilita la participación de elegir y ser elegido de manera más abierta y libre.

 

1 Comentario

  1. natividad Lopez Cano 12 septiembre, 2017 at 23:33 #
    Bien dicho, y bien argumentado. Totalmente de acuerdo

Deja tu comentario