El candidato a la alcaldía llama a la rebelión de los Ayuntamientos contra el bloqueo a levantar el techo de gasto

El portavoz municipal, José Manuel Serrato, anuncia una moción para que los grupos municipales del Consistorio fuengiroleño presionen a sus partidos y se pronuncien.

 

El Gobierno de España presentó unos nuevos objetivos de estabilidad 2019-2021 que ofrecen mayor margen fiscal, especialmente a comunidades autónomas y Seguridad Social. El objetivo de déficit público para 2019 pasaría del 1,3% al 1,8% del PIB y de estas cinco décimas, dos serían para comunidades autónomas, dos para Seguridad Social y una para la Administración central. También se suavizaban, con esta medida,  los objetivos de 2020 y 2021. El Consejo de Ministros aprobó también el techo de gasto para los Presupuestos Generales del Estado para 2019, que aumenta un 4,4% hasta los 125.064 millones. Sin embargo, esta medida ha sido rechazada con el voto desfavorable y la abstención del resto de partidos, suponiendo menos inversión en servicios para la ciudadanía.

Los Ayuntamientos no pueden estar callados, somos afectados por el bloqueo a una medida consistente en la relajación del déficit, que permitiría levantar el techo de gasto y por tanto disponer de más recursos para nuestros vecinos y vecinas. En el caso concreto de Fuengirola, supondría poder disponer de 2,5 millones euros más. Es importante que IU, Costa del Sol Sí Puede, C’s y PP digan si quieren esto o no, que los ciudadanos lo sepan y valoren” ha manifestado Javier García León, candidato a la alcaldía de Fuengirola.

Y es que, como ha expuesto José Manuel Serrato, estar a favor de los nuevos objetivos significa estar a favor de que haya más recursos para sanidad, educación, servicios sociales y pensiones. “Estar en contra equivale a mayores ajustes y, por lo tanto, perjudica al Estado de bienestar. Tener un mayor margen fiscal también beneficiará a los ayuntamientos porque el Gobierno podrá ser más ambicioso a la hora de reformar la regla de gasto o de permitir que un mayor porcentaje de su superávit se destine a políticas sociales”, añadiendo que “es desalentador pero no sorpresivo que la derecha española vote en contra de esta propuesta, siendo insólito el hecho de que voten en contra de los intereses de sus propios dirigentes de municipios y sus presidentes de comunidades autónomas, que ya están mostrando públicamente su disconformidad con esta orientación de voto”.

Concretamente, en Fuengirola, en el pleno de enero de 2017, se aprobó por unanimidad una moción de Izquierda Unida para el apoyo de una proposición de Ley para la derogación de la Ley 27/2013 auspiciada por el Partido Popular para eliminar la autonomía local en materia presupuestaria y de financiación (conocida como “Ley Montoro”). “O lo que es lo mismo: hace año y medio todos los partidos que ahora han votado en contra solicitaban entonces al Gobierno lo que ahora ha empezado a ejecutar el Gobierno de Sánchez” ha denunciado Serrato, añadiendo además que la ex alcaldesa fuengiroleña, Esperanza Oña, exige al gobierno andaluz inversión gastando por encima del déficit y, por otro lado, restricción en el gasto.

En Fuengirola, se viene observando desde hace tiempo que los presupuestos de esta legislatura han ido decreciendo año tras año en materia de servicios corrientes y se ha aumentado el de inversiones. “Se basa en asfaltado y reasfaltado de calles, instalaciones con sobrecostes como el Polideportivo Elola o la Tenencia de Alcaldía de Los Boliches, y olvidando edificios que requieren actuación inmediata, como Mercacentro o el barrio El Boquetillo. Las únicas partidas presupuestarias sociales que se han visto incrementadas han sido las que han tenido aportaciones de la Junta de Andalucía, como por ejemplo las de ayuda a domicilio y dependencia, o los planes de empleo (auspiciados con fondos europeos y autonómicos)”.

Por eso, ante el bloqueo a romper ese techo, el PSOE llama a la puerta de estos partidos para que se opongan a los que sus compañeros en el congreso están votando” ha manifestado Javier García León, candidato a la alcaldía en Fuengirola. “Defendemos la autonomía local, la financiación justa y un municipalismo maduro y responsable, porque la gente vive en los pueblos y ciudades, una obviedad que de vez en cuando hay que recordar. La asfixia a la que ha sometido el PP a las entidades locales la han pagado los ciudadanos en los momentos más difíciles de la crisis”.

Para finalizar, el candidato a la alcaldía ha querido poner de manifiesto que en septiembre el Gobierno lo intentará de nuevo. “Sería bueno para los ayuntamientos, porque permitiría recuperar gasto social discriminado durante la crisis, y pretendemos que cuando sus Señorías vuelvan de las vacaciones se encuentren con el posicionamiento de concejales y concejalas sobre el particular”.

 

 

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *