García León quiere una flota de autobuses con plena accesibilidad en la próxima concesión del sistema de transporte público de Fuengirola

La concesión será renovada en otoño de 2019, tras las elecciones municipales.

El candidato socialista a la alcaldía de Fuengirola, Javier García León, ha adelantado una de sus propuestas en materia de accesibilidad en la línea de las iniciativas del Grupo Municipal en la presente legislatura. “Adios Barreras” pretende hacer de la ciudad “un municipio amable, accesible y vivible”.Una de estas medidas será la adaptación del sistema de autobuses del municipio a la normativa de accesibilidad.

 

La accesibilidad es una de las claves fundamentales en la que los socialistas fuengiroleños han basado sus iniciativas más potentes en el municipio. Ya en 2015, para las elecciones municipales, presentaron “Fuengirola accesible: rediseño con marca de futuro”, un documento con más de 80 páginas dedicado única y exclusivamente a medidas en pro de la accesibilidad y la movilidad, y que aún puede visualizarse en ISSUU (issuu.com/javiergarcialeon/docs/fuengirolaaccesible). Como manifiesta García León, “fue un documento aparte del propio programa electoral porque entendemos la importancia de la movilidad y la accesibilidad en un municipio con una geografía como el nuestro”.

 Este programa, que pusieron a disposición del equipo de gobierno, ha servido para mejorar notablemente la movilidad y accesibilidad de Fuengirola. “Sin embargo, las medidas adoptadas por el PP de Fuengirola han sido tan suaves que surgen nuevas necesidades antes de que acaben las que se ponen en marcha; por ejemplo, las paradas de autobuses, donde se señaliza pero cuesta acceder al mismo y no poseen un sistema de voz que funcione correctamente” ha manifestado el candidato.

En otoño del año que viene acaba la concesión de transporte público. “Nosotros plantearemos que la nueva flota de autobuses urbanos sea accesible 100%; no solamente para poder acceder a él, sino una vez que estás dentro. En otras ciudades, los conductores de autobuses poseen un dispositivo que les informa de que en la parada existe alguien con discapacidad visual o auditiva; un sistema que puede hacer mucho más amable y accesible el transporte público en una ciudad como Fuengirola que necesita que dejemos los coches en casa. Apostar por la accesibilidad como hemos hecho nosotros desde el principio de la legislatura y como seguiremos haciendo y requiriendo hará de nuestro municipio una ciudad mucho más inclusiva”.

Por ello, hoy ha presentado “Adios Barreras”, que se basará en el anterior “Fuengirola accesible: rediseño con marca de futuro” actualizándolo, mejorándolo y ampliándolo en los próximos meses y que se pondrá en marcha a partir del año que viene si los socialistas tienen responsabilidades de gobierno. “Debemos recordar que la accesibilidad abarca un espectro muy amplio: familias con niños pequeños (con carritos o sin ellos), personas mayores, personas con movilidad reducida temporal…Todos y todas necesitamos una ciudad abierta, accesible y amable en sus infraestructuras y servicios. En eso nos empeñaremos para ofrecerlo a la ciudad y para que la ciudadanía lo haga suyo”.

 

García León se compromete a poner en marcha un servicio de acompañamiento a personas mayores

Se trata de acompañamientos puntuales para realizar gestiones de diferente tipo fuera del domicilio (recetas, visitas o pruebas médicas, gestiones administrativas,etc.).

 

A los mayores siempre les ha ido mejor con los gobiernos socialistas”. Esta frase, una con las que se ha iniciado la rueda de prensa ofrecida por Javier García León y Miguel Ángel Heredia, acompañados por la Secretaria General del socialismo fuengiroleño, Carmen Segura Belmonte, es una realidad innegable. Y la muestra de ello es la subida de las pensiones que han visto reflejadas en la última paga perteneciente a este mes pasado. “El efecto multiplicador es innegable cuando coinciden un gobierno socialista en Andalucía y en España”.
El candidato a la alcaldía ha manifestado que, desde el ámbito local, “queremos poner en marcha en el próximo mandato si obtenemos la confianza de la gente, un servicio de acompañamiento a personas mayores que se encuentren solas, consultas médicas o a hacerse pruebas, gestiones en el Ayuntamiento u otra Administración, o visitas en el domicilio”.

Este servicio dispone de dos modalidades: el acompañamiento a domicilio y esporádicos. No se trata de un servicio asistencial, sino de gestiones que son necesarias en el día a día. “Tienen nuestro compromiso para que los mayores fuengiroleños sean una parte activa, sana, ilusionada y comprometida con una sociedad que les respeta, les quiere y que conoce el esfuerzo que han hecho por todos, donde convivir desde la intergeneracionalidad sea también una forma amable de hacer ciudad, una ciudad de emociones”.
García León ha recordado además que el PSOE fuengiroleño siempre ha ido en la línea de la inclusión social a todos los niveles; prueba de ello es la moción para hacer Fuengirola Ciudad Amiga de la Infancia de UNICEF que sigue adelante y está en trámites para ser una realidad. “Una ciudad amable es una ciudad Amiga de la Infancia como seremos gracias a nuestra moción ya aprobada; y una ciudad accesible como también llevamos años planteando, que provoque una mejor vida y convivencia en ella para la gente con más edad añadiendo, como he señalado, un servicio de acompañamiento, que está siendo demandado y prestan de manera autónoma como pueden algunas ONG’s (como por ejemplo Cruz Roja en la ciudad), por eso queremos que esa acción nos envuelva a todos, también al Ayuntamiento”.
Para finalizar, el candidato ha recordado que uno de cada cinco habitantes de Fuengirola tiene más de cincuenta años, y que Fuengirola es un destino tanto de vacaciones como de residencia. “Sabemos también que muchas personas que estas semanas son turistas, en unos años pueden ser parte de nuestro turismo residencial o habitual, y una ciudad que mira a los mayores con ambición de mejorar debe procurarles el bienestar social merecido, con pensiones justas, con sanidad universal de calidad, con infraestructuras adaptadas y adecuadas y con un servicio que combata la soledad”.

El candidato a la alcaldía llama a la rebelión de los Ayuntamientos contra el bloqueo a levantar el techo de gasto

El portavoz municipal, José Manuel Serrato, anuncia una moción para que los grupos municipales del Consistorio fuengiroleño presionen a sus partidos y se pronuncien.

 

El Gobierno de España presentó unos nuevos objetivos de estabilidad 2019-2021 que ofrecen mayor margen fiscal, especialmente a comunidades autónomas y Seguridad Social. El objetivo de déficit público para 2019 pasaría del 1,3% al 1,8% del PIB y de estas cinco décimas, dos serían para comunidades autónomas, dos para Seguridad Social y una para la Administración central. También se suavizaban, con esta medida,  los objetivos de 2020 y 2021. El Consejo de Ministros aprobó también el techo de gasto para los Presupuestos Generales del Estado para 2019, que aumenta un 4,4% hasta los 125.064 millones. Sin embargo, esta medida ha sido rechazada con el voto desfavorable y la abstención del resto de partidos, suponiendo menos inversión en servicios para la ciudadanía.

Los Ayuntamientos no pueden estar callados, somos afectados por el bloqueo a una medida consistente en la relajación del déficit, que permitiría levantar el techo de gasto y por tanto disponer de más recursos para nuestros vecinos y vecinas. En el caso concreto de Fuengirola, supondría poder disponer de 2,5 millones euros más. Es importante que IU, Costa del Sol Sí Puede, C’s y PP digan si quieren esto o no, que los ciudadanos lo sepan y valoren” ha manifestado Javier García León, candidato a la alcaldía de Fuengirola.

Y es que, como ha expuesto José Manuel Serrato, estar a favor de los nuevos objetivos significa estar a favor de que haya más recursos para sanidad, educación, servicios sociales y pensiones. “Estar en contra equivale a mayores ajustes y, por lo tanto, perjudica al Estado de bienestar. Tener un mayor margen fiscal también beneficiará a los ayuntamientos porque el Gobierno podrá ser más ambicioso a la hora de reformar la regla de gasto o de permitir que un mayor porcentaje de su superávit se destine a políticas sociales”, añadiendo que “es desalentador pero no sorpresivo que la derecha española vote en contra de esta propuesta, siendo insólito el hecho de que voten en contra de los intereses de sus propios dirigentes de municipios y sus presidentes de comunidades autónomas, que ya están mostrando públicamente su disconformidad con esta orientación de voto”.

Concretamente, en Fuengirola, en el pleno de enero de 2017, se aprobó por unanimidad una moción de Izquierda Unida para el apoyo de una proposición de Ley para la derogación de la Ley 27/2013 auspiciada por el Partido Popular para eliminar la autonomía local en materia presupuestaria y de financiación (conocida como “Ley Montoro”). “O lo que es lo mismo: hace año y medio todos los partidos que ahora han votado en contra solicitaban entonces al Gobierno lo que ahora ha empezado a ejecutar el Gobierno de Sánchez” ha denunciado Serrato, añadiendo además que la ex alcaldesa fuengiroleña, Esperanza Oña, exige al gobierno andaluz inversión gastando por encima del déficit y, por otro lado, restricción en el gasto.

En Fuengirola, se viene observando desde hace tiempo que los presupuestos de esta legislatura han ido decreciendo año tras año en materia de servicios corrientes y se ha aumentado el de inversiones. “Se basa en asfaltado y reasfaltado de calles, instalaciones con sobrecostes como el Polideportivo Elola o la Tenencia de Alcaldía de Los Boliches, y olvidando edificios que requieren actuación inmediata, como Mercacentro o el barrio El Boquetillo. Las únicas partidas presupuestarias sociales que se han visto incrementadas han sido las que han tenido aportaciones de la Junta de Andalucía, como por ejemplo las de ayuda a domicilio y dependencia, o los planes de empleo (auspiciados con fondos europeos y autonómicos)”.

Por eso, ante el bloqueo a romper ese techo, el PSOE llama a la puerta de estos partidos para que se opongan a los que sus compañeros en el congreso están votando” ha manifestado Javier García León, candidato a la alcaldía en Fuengirola. “Defendemos la autonomía local, la financiación justa y un municipalismo maduro y responsable, porque la gente vive en los pueblos y ciudades, una obviedad que de vez en cuando hay que recordar. La asfixia a la que ha sometido el PP a las entidades locales la han pagado los ciudadanos en los momentos más difíciles de la crisis”.

Para finalizar, el candidato a la alcaldía ha querido poner de manifiesto que en septiembre el Gobierno lo intentará de nuevo. “Sería bueno para los ayuntamientos, porque permitiría recuperar gasto social discriminado durante la crisis, y pretendemos que cuando sus Señorías vuelvan de las vacaciones se encuentren con el posicionamiento de concejales y concejalas sobre el particular”.

 

 

Javier García León reivindica el remanente de Diputación para El Boquetillo

El candidato, que ha estado visitando el barrio junto a Carmen Segura (Secretaria General del PSOE de Fuengirola) y Paco Conejo (Portavoz de Diputación por los socialistas) ha puesto de manifiesto la necesidad de invertir en este barrio, que es una de las entradas del municipio y uno de los focos principales de la campaña socialista.

Un espacio de creadores, donde la cultura y el emprendimiento creativo funden las bases de un barrio renovado y atractivo. Así ha definido el candidato del PSOE de Fuengirola, Javier García León, al Boquetillo, uno de los barrios principales en los que enfocan sus propuestas. “El cambio que queremos para Fuengirola empieza por El Boquetillo, una de las entradas principales a nuestro municipio” ha declarado, haciendo alusión además a la gran cantidad de proyectos culturales y creativos que llevan poniendo sobre la mesa para esta zona desde hace años. “Este barrio es el protagonista de nuestas propuestas más ambiciosas desde el punto de vista cultural: la creación de un micro-Soho en el arroyo María Barranco, sacando el arte a la calle; el embellecimiento de la zona antigua (conocida como Boquetillo viejo); y, por supuesto, que parte del Mercado sea un espacio de creadores y emprendedores y su parte municipal la sala de máquinas de este nuevo movimiento artístico. Nuestras iniciativas buscan dar un giro en torno a la cultura y la creatividad en esta zona de la ciudad donde las áreas de juventud y cultura tomen protagonismo”.

También, ha querido manifestar lo necesario de remodelar el mercado, así como adaptarlo a la normativa de accesibilidad para que sea “accesible para todas y todos”. Hay que recordar que la accesibilidad también es uno de los puntales en el que los socialistas basan sus propuestas, y que ya ha revertido en varias actuaciones llevadas a cabo desde el Consistorio por petición del grupo municipal del que García León forma parte.

Por su parte, el Portavoz socialista en Diputación, Paco Conejo, ha expresado la realidad del montante destinado desde la entidad, que se ha visto gravemente reducido en este año: “El remanente de Diputación, que el año pasado fue de un millón de euros para Fuengirola, ha sido menguado hasta 343.493,45€. Un 66,50% menos por los recortes. Podrían haber destinado del remanente a inversiones en los municipios de la provincia, pero han preferido destinarlo a ayudas discrecionales y a pagar la deuda con los bancos” ha manifestado Conejo, quien también ha querido matizar que “los recortes son marca Bendodo, marca Partido Popular”.

“Se trata de una apuesta valiente; si empezamos a apostar ya, será una realidad. No esperemos un año para empezar a trabajar en este Boquetillo de creadores; es una iniciativa a la que queremos se sumen todas las fuerzas politicas, incluido el equipo de gobierno. Queremos hacer del barrio una herramienta de inicio y de cambio para la Fuengirola que queremos” ha finalizado García León.