Sí a Rafa

septiembre 19, 2017 Política 4 Comentarios

Ha merecido la pena el intento por lo que supone de pedagógico. También porque hacer lo que se quiere, se siente y se cree, alivia el alma y espanta a los fantasmas.

En breve cumplirá un año el inicio de las hostilidades intestinas e indigestas de mi partido. Creí, ingenuo de mí, que desde nuestra provincia se podría hacer una labor de superación de las diferencias con una candidatura que abrazase más la renovación que la disyuntiva a secas del continuismo vs. cambio. Me equivoqué. Nos dimos una buena hostia, perdón, quise decir que la militancia dijo no, o quizás dijo sí, sí continuar o a romper con lo establecido, es decir, seguir alimentando a la criatura (circunstancia) nacida del 1 de octubre de 2016. También lo entiendo, no fue cosa menor.

En Málaga, el muro del 20% fue construido a conciencia, muchas manos pusieron ladrillo a ladrillo esa separación entre el nuevo tiempo y la añoranza de lo que vamos dejando atrás. Los cambios cuestán, la gente no siempre perdona, y por lo ocurrido en la recogida de avales, donde Rafa Fuentes ha pasado la criba, es un aviso a navegantes.

Creo que el PSOE, a pesar de las cosas que pasan y exhibimos, es el partido que más avanza en la adaptación al nuevo tiempo político que nos toca, que nos exige la ciudadanía, como las primarias para elegir a sus dirigentes primero, sumando después la doble vuelta (para el próximo proceso congresual será una realidad estatutaria de obligado cumplimiento).

Me gustaría mirar y caminar hacia las listas abiertas bloqueadas para algunos casos, la elección por listas abiertas a los delegados/as de las asambleas locales para asistir a los diferentes congresos (desde hace tiempo lo venimos haciendo en Fuengirola), la doble vuelta no sólo para lo orgánico, sino también para lo institucional, elección de la presidencia del gobierno, de las Comunidades Autónomas y alcaldías, así como seguir explorando para conseguir ser el partido de siempre pero como nunca.

Como decía ayer, por hace unos días (http://bit.ly/2x4uwAy), creo en lo higiénico, intelectual y políticamente hablando, de la doble vuelta. Sigo pensando que hemos dejado pasar una gran oportunidad con la precandidata Soraya García Mesa; pero descartada por mor del aval, con una retirada que dice mucho sobre ella en cuanto a su honestidad, respeto y amor profundo a su partido y a las urnas que llevan su marca, entre los dos candidatos que siguen en la carrera, representantes asimismo del continuismo y el cambio, a quienes no abracé inicialmente porque creía más en la renovación, me quedo con el segundo.

Alguien podrá pensar que es un sí con la boca pequeña. La opción que abre la segunda vuelta, por llamarla de algún modo en estos momentos, puesto que hasta dentro de cuatro años no entrará en vigor técnicamente hablando, si tu candidato/a queda fuera, es siempre la segunda mejor elección, candidatura con carácter subsidiario, o lo mejor de lo que queda, me da igual el nombre que queramos ponerle, pero el voto, introduciéndolo con las dos manos o con una, vale lo mismo.

Digo sí a Rafa Fuentes para liderar el PSOE de Málaga, para que cambie los modos de hacer política en nuestro partido y en nuestra provincia, y para que, tras su victoria, salgamos, ya sin garrote en mano, a ofrecernos a la gente que sabe de la importancia de un Partido Socialista fuerte y comprometido con su causa.

4 Comentarios

  1. Gloria Fernandez 19 septiembre, 2017 at 10:52 #
    Un análisis perfecto
  2. Tarcila 19 septiembre, 2017 at 11:37 #
    Buenos dias: buen contenido y buena reflexion del articulo. Vamos sumando y por mejores tiempos. Me alegra todos juntos .Aprovecho para desearte tambien exitos.
  3. Nuria 19 septiembre, 2017 at 12:48 #
    Todo un ejercicio de honradez política. Muy buen artículo.
  4. María Luisa Dominguez 19 septiembre, 2017 at 16:35 #
    Muy bueno Javier. Me ha gustado. Es un claro exponente de tu "buen hacer" estos años.

Deja tu comentario