El PP de Fuengirola deja morir el gimnasio municipal

El candidato a la alcaldía fuengiroleña, Javier García León, ha reivindicado la necesidad de recuperar su compromiso electoral de 2015: la adecuación de un espacio para las máquinas que componen el gimnasio municipal, que desde hace años se encuentra encorsetado entre una pista de baloncesto y la pared del polideportivo Elola.

 

Un día más, nos encontramos en otro emplazamiento de nuestro municipio sacando las vergüenzas que el equipo de gobierno prefiere guardar bajo la alfombra”. Así ha empezado el candidato a la alcaldía, Javier García León, su intervención en la rueda de prensa ofrecida esta mañana en la que ha querido poner de manifiesto la falta de interés del PP de Fuengirola por mantener el gimnasio municipal.

Y es que hace años, durante la reforma del polideportivo Elola, el equipo de gobierno fuengiroleño y, en concreto, su concejal de deportes Pedro Cuevas, engañaron a los usuarios de las instalaciones deportivas, prometiéndoles un gimnasio digno y mucho mejor que la que en aquel momento poseían en el polideportivo Juan Gómez “Juanito”. ¿En qué quedo aquella promesa? Se vio reducida al espacio existente entre una pista de baloncesto y la pared, con una red para evitar los balonazos.

Este complejo polideportivo, (que cuenta con diez años desde su reforma) ha sido un foco de errores constructivos, irregularidades económicas y gasto desproporcionado desde su puesta en marcha. Superando los veinte millones de euros “debió y debe ser una gran instalación deportiva, y debido a las deficiencias y problemas de todo tipo y en cada rincón del mismo, no podemos afirmar tal cuestión”,

Ya hemos denunciado en numerosas ocasiones que este emplazamiento es un peligro, pero no podemos permitir que esta actitud se dilate más en el tiempo, viendo cómo una vez más el Partido Popular ha decidido dejar morir este gimnasio para los vecinos y vecinas. No olvidamos que, por supuesto, existen numerosas áreas deportivas en nuestros parques, pero ellas no deben ir en detrimento de tener un gimnasio público a la altura de lo que Fuengirola merece” ha manifestado el candidato.

También ha querido hacer hincapié en su compromiso con la ciudadanía para 2019: “Con la confianza de los vecinos y vecinas de Fuengirola, en 2019 este polideportivo tendrá un espacio digno para la musculación, a la que sumaremos el uso de la pista de atletismo para quienes tengan su bono. Esta pista, que también presenta cierto estado de abandono, será adecuada para su uso y no suponiendo, de nuevo, un peligro”.

En definitiva, nuestro compromiso de 2015 de adecuar un gimnasio decente para vecinos y vecinas sigue estando vigente, a pesar de que el equipo de gobierno haya decidido dejar en un cajón durante tanto tiempo esta iniciativa vecinal canalizada a través de nuestro partido” ha finalizado.

El PSOE felicita a Fuengirola por la consecución de la categoría “Ciudad Amiga de la Infancia”

Este distintivo, que otorga Unicef, califica al municipio como modelo de ciudad amable respetuosa con los Derechos del Niño; se trata de una iniciativa que parte de una moción socialista presentada en octubre de 2015.

 

Después de tres años de la iniciativa socialista para que Fuengirola fuera reconocida como Amiga de la Infancia, “nos sentimos orgullosos por haber conseguido dar un paso más en el modelo de ciudad en que venimos trabajando desde nuestros compromisos en 2015, y que aspiramos a desarrollar desde un nuevo gobierno a partir de mayo de 2019” ha manifestado el candidato a la alcaldía socialista de Fuengirola, Javier García León.

“Un nuevo modelo de ciudad amable con los mayores a través de nuestro compromiso electoral de acompañamiento, amable con los niños y niñas con este reconocimiento que traduciremos a partir del 26 de mayo en acciones pensadas para ellos y que les iremos anunciando, amable en la seguridad del tráfico limitando a 30 kilómetros/hora el máximo de la velocidad en toda la ciudad y amable en sus infraestructuras con una batería de compromisos pensados para tener más espacios para la convivencia”.

“La convención sobre los Derechos del Niño (que entró en vigor el cinco de enero de 1991) será nuestra guía en este viaje que haremos junto a los niños, adolescentes y sus familias” ha finalizado.

El candidato a la alcaldía llama a la rebelión de los Ayuntamientos contra el bloqueo a levantar el techo de gasto

El portavoz municipal, José Manuel Serrato, anuncia una moción para que los grupos municipales del Consistorio fuengiroleño presionen a sus partidos y se pronuncien.

 

El Gobierno de España presentó unos nuevos objetivos de estabilidad 2019-2021 que ofrecen mayor margen fiscal, especialmente a comunidades autónomas y Seguridad Social. El objetivo de déficit público para 2019 pasaría del 1,3% al 1,8% del PIB y de estas cinco décimas, dos serían para comunidades autónomas, dos para Seguridad Social y una para la Administración central. También se suavizaban, con esta medida,  los objetivos de 2020 y 2021. El Consejo de Ministros aprobó también el techo de gasto para los Presupuestos Generales del Estado para 2019, que aumenta un 4,4% hasta los 125.064 millones. Sin embargo, esta medida ha sido rechazada con el voto desfavorable y la abstención del resto de partidos, suponiendo menos inversión en servicios para la ciudadanía.

Los Ayuntamientos no pueden estar callados, somos afectados por el bloqueo a una medida consistente en la relajación del déficit, que permitiría levantar el techo de gasto y por tanto disponer de más recursos para nuestros vecinos y vecinas. En el caso concreto de Fuengirola, supondría poder disponer de 2,5 millones euros más. Es importante que IU, Costa del Sol Sí Puede, C’s y PP digan si quieren esto o no, que los ciudadanos lo sepan y valoren” ha manifestado Javier García León, candidato a la alcaldía de Fuengirola.

Y es que, como ha expuesto José Manuel Serrato, estar a favor de los nuevos objetivos significa estar a favor de que haya más recursos para sanidad, educación, servicios sociales y pensiones. “Estar en contra equivale a mayores ajustes y, por lo tanto, perjudica al Estado de bienestar. Tener un mayor margen fiscal también beneficiará a los ayuntamientos porque el Gobierno podrá ser más ambicioso a la hora de reformar la regla de gasto o de permitir que un mayor porcentaje de su superávit se destine a políticas sociales”, añadiendo que “es desalentador pero no sorpresivo que la derecha española vote en contra de esta propuesta, siendo insólito el hecho de que voten en contra de los intereses de sus propios dirigentes de municipios y sus presidentes de comunidades autónomas, que ya están mostrando públicamente su disconformidad con esta orientación de voto”.

Concretamente, en Fuengirola, en el pleno de enero de 2017, se aprobó por unanimidad una moción de Izquierda Unida para el apoyo de una proposición de Ley para la derogación de la Ley 27/2013 auspiciada por el Partido Popular para eliminar la autonomía local en materia presupuestaria y de financiación (conocida como “Ley Montoro”). “O lo que es lo mismo: hace año y medio todos los partidos que ahora han votado en contra solicitaban entonces al Gobierno lo que ahora ha empezado a ejecutar el Gobierno de Sánchez” ha denunciado Serrato, añadiendo además que la ex alcaldesa fuengiroleña, Esperanza Oña, exige al gobierno andaluz inversión gastando por encima del déficit y, por otro lado, restricción en el gasto.

En Fuengirola, se viene observando desde hace tiempo que los presupuestos de esta legislatura han ido decreciendo año tras año en materia de servicios corrientes y se ha aumentado el de inversiones. “Se basa en asfaltado y reasfaltado de calles, instalaciones con sobrecostes como el Polideportivo Elola o la Tenencia de Alcaldía de Los Boliches, y olvidando edificios que requieren actuación inmediata, como Mercacentro o el barrio El Boquetillo. Las únicas partidas presupuestarias sociales que se han visto incrementadas han sido las que han tenido aportaciones de la Junta de Andalucía, como por ejemplo las de ayuda a domicilio y dependencia, o los planes de empleo (auspiciados con fondos europeos y autonómicos)”.

Por eso, ante el bloqueo a romper ese techo, el PSOE llama a la puerta de estos partidos para que se opongan a los que sus compañeros en el congreso están votando” ha manifestado Javier García León, candidato a la alcaldía en Fuengirola. “Defendemos la autonomía local, la financiación justa y un municipalismo maduro y responsable, porque la gente vive en los pueblos y ciudades, una obviedad que de vez en cuando hay que recordar. La asfixia a la que ha sometido el PP a las entidades locales la han pagado los ciudadanos en los momentos más difíciles de la crisis”.

Para finalizar, el candidato a la alcaldía ha querido poner de manifiesto que en septiembre el Gobierno lo intentará de nuevo. “Sería bueno para los ayuntamientos, porque permitiría recuperar gasto social discriminado durante la crisis, y pretendemos que cuando sus Señorías vuelvan de las vacaciones se encuentren con el posicionamiento de concejales y concejalas sobre el particular”.

 

 

Fuengirola ´19

Al margen de las primarias que nos ocupan pero que no nos preocupan, el PSOE está preparado para asumir la responsabilidad de gobierno en la ciudad porque cuenta con experiencia, preparación y valores cívicos, democráticos y políticos solventes.

Es cierto que si me he presentado a las primarias de mi partido es porque me propongo encabezar esta aventura y liderar el cambio en la ciudad al creer, con humildad, que existiendo más compañeros/as en excelentes condiciones para también llevarlo a cabo, cuento con la experiencia y madurez política y personal necesarias para liderar esta transición, tranquila y leal con la ciudad, al nuevo tiempo.

Fui candidato en las últimas elecciones, y nos presentamos entonces con un programa que aunque el propio gobierno del PP lo ha tenido como libro de cabecera en algunas ocasiones, sigue arrojando luz a una ciudad con sombras, ya que la realidad física (10 km2 y aprox. 77.000 hab.), y la social (desigualdad creciente a pesar de la aparente salud económica del municipio), no miran con valentía suficiente la potencialidad de Fuengirola, que urbanísticamente está copada, que su comercio y centro financiero son punteros en la Costa del Sol y que sin embargo necesitan un impulso y un salto a la excelencia, impulsando la igualdad de oportunidades y apostando por la justicia social.

Aspiro si soy candidato a la alcaldía a ofrecer a la ciudad una candidatura abierta, de hombres y mujeres honestas para liderar un nuevo gobierno local, preparados y con ganas de entregar y entregarse.

Presentaremos un programa elaborado entre todos y todas, contando con los vecinos y vecinas, repitiendo para ese fin las asambleas abiertas en plazas y calles donde daremos la cara ante la gente sin miedo a reproches ni a propuestas valientes.

Tenemos un programa base desde donde partir. Ya algunas de nuestras propuestas se han puesto en marcha parcialmente y mal imitadas en estos tres últimos años, siendo la mayoría y las más atrevidas rechazadas, permanecinedo intacta la necesidad de aplicarlas si queremos dar el salto juntos a un futuro urbano y de las personas mejor.

Entre muchas otras mejoras, Fuengirola debe apostar, para mejorar la vida y el empleo de nuestros vecinos y vecinas, por:

1.- Política social más justa donde las personas sean lo primero y la igualdad de oportunidades nuestra guía de gobierno, con sanidad (hospital Fuengirola-Mijas entre otras necesidades) y educación que proporcionen calidad de vida, más justa e igualitaria.

2.- Movilidad (peatonalización, sistema de parking, zona azul, accesibilidad)

3.- Sistema más justo de subvenciones basada en una política de redistribución tanto en los gastos como en los ingresos.

4.- Mercacentro como espacio comercial y turístico, vanguardista y municipal.

5.- Puerto abierto a la ciudad, a los deportes náuticos y a nuevas fuentes generadoras riqueza y empleo.

6.- Estación de autobuses que potencie, junto a Mijas, las conexiones en la Costa del Sol.

7.- Boquetillo como espacio de emprendedores y creadores (Arroyo María Barranco, Soho, Mercado), abrazando la cultura como palanca de libertad y de igualdad.

8.- Lucha permanente contra la violencia de género con todas las herramientas que contemos desde el Ayuntamiento.

9.- Centro comercial, transaccional y financiero de la Costa del Sol.

10.- Potenciar una industria turística que abrace la excelencia y condiciones laborales justas para sus actores.

En estos dos links hay un proyecto marco de ciudad para los próximos años que harían de Fuengirola una mejor ciudad, una ciudad para las personas, que genere riqueza, progreso y donde nadie se quede atrás.

https://issuu.com/javiergarcialeon/docs/fuengirolaaccesible

http://www.javiergarcialeon.com/programa-electoral-municipales-2015

 

 

 

 

 

La fuerza de las primarias

Soy precandidato en las primarias del PSOE de Fuengirola. Así lo acabo de formalizar y así se lo hice saber con anterioridad a mi compañera y amiga Carmen Segura, también precandidata. Creo que las primarias son buenas para fortalecer al candidato/a a la alcaldía, deberían ser obligatorias por ley para todos los partidos, pero mientras tanto, orgulloso de que el mío sea vanguardia de los nuevos tiempos donde ya no sólo hay dos grandes partidos, y debemos ganar la confianza de un espectro electoral más amplio, exigente y dispuesto a cambiar su voto en función de variables que van desde el funcionamiento interno de las organizaciones políticas hasta el perfil personal, profesional y político de quienes los lideran en sus diferentes ámbitos y niveles. Todo suma y todo resta gracias a la libertad y a la información que cada día, creo que para bien, es más directa e inmediata.

Es bueno ejercer los derechos que nos damos y hacerlo con naturalidad sin que ello suponga presentarse contra nadie, sino junto a alguien, así entiendo el sistema de primarias, así lo he defendido durante mucho tiempo, y con sus imperfecciones, que las tiene, es un buen mecanismo de democratizar más cada día los partidos políticos y ofrecer a la ciudadanía otro modo de entender y sentir la participación. Después de pelear por la implantación de las nuevas normas nacidas del último Congreso Federal, es gratificante darle uso a una reglamentación que costó algo más que tiempo y energía. Mereció la pena.

En unas primarias nadie se debe sentir mejor ni peor, sino iguales, de hecho, los cargos orgánicos cesan en sus funciones durante el proceso, igualando a todos y todas ante la militancia que decide libre, secreta y domocráticamente. La reducción del número de avales facilitando la presentación del máximo de compañeros/as es también un buen paso, al igual que la segunda vuelta y resto de normas de funcionamiento que nos hemos dado entre todos. Un espejo en el que bien se podrían mirar otros partidos para el bien democrático común. Es deseable que la ciudadanía valore esta apertura de puertas de nuestro partido, haciendo nuestras sedes de cristal para que la gente vea que no tenemos nada que ocultar, sino la voluntad y la convicción de que la democracia crezca desde dentro para compartirla y llevarla a las instituciones llamadas a servir a las vecinas y vecinos de nuestras ciudadades y pueblos.

Nos presentamos Carmen y yo para mejorar la democracia interna y ejercerla de forma cordial, habiéndolo conversado y sabiendo que quien obtenga más votos aspirará con toda la fuerza y apoyo del conjunto de la militancia a la alcaldía de Fuengirola, que entendemos necesita un cambio para oxigenar su principal órgano de representación ciudadana y dar una oportunidad a una ciudad que aspira a más, que ambiciona más y que demanda nuevas emociones. Si Carmen gana, pondré toda mi energía a su disposición, y si nos es así, es decir, que yo obtengo más votos el domingo 17 de junio, contribuiré al reforzamiento de su liderazgo orgnánico como lider de los socialistas fuengiroleños. Yo me presento porque me veo con fuerza, ganas, ilusión e ideas, al igual que mi compañera. Las primarias son buena compañía para este viaje.

Me presento junto a una compañera y amiga, como amigo de Fuengirola, mi ciudad de adopción, que me ofreció desde el primer momento oportunidades profesionales y de vida, y a la que le debo tanto, y lo hago también como socialista convencido de que los cambios deben pasar por nuestra formación como garantía de progreso, igualdad de oportunidades y justicia social para toda la ciudad.

Si recibo la confianza de mis compañeros y compañeras, plantearé una candidatura abierta, preparada para entregar lo mejor de nosotros a la ciudadanía con quienes compartiremos esta maravillosa aventura, presentando un programa valiente para una ciudad moderna que, desde el corazón de la Costa del Sol, esté dispuesta a liderar un futuro común de progreso económico y bienestar social.

Ofrecemos estas primarias a Fuengirola, para quienes votan al PSOE y para quienes no, para todos aquellos que creen que la democracia es el mejor instrumento y que debe ser irrenunciable en todo momento y lugar.

Recuperar el museo que nunca debió irse

Cuidar nuestro patrimonio y conservar la identidad del pueblo, hoy ya ciudad, es un mandato razonable de quienes nos ponen en el salón de plenos, y no tanto que tengamos que acreditar, para estos fines, si vamos más a museos, al cine o escuchamos ópera a la hora del té. O aún peor, que defendamos posturas en función de las inquietudes de los ediles que, no lo olvidemos, estamos de paso.

Sin duda los electores tienen derecho a saber a quienes votan, incluídos algunos aspectos relacionados con su persona, formación etc, pero eso es otro tema, en este caso concreto sobre la defensa de la cultura, debatimos sobre el museo de nuestra ciudad en el pleno del pasado miércoles 27 de diciembre ´17, que dejó claro que el PP de Oña I y Mula después, se equivocaron, no sabemos si con más o menos negligencia, en la desmantelación del museo de historia y/o artes y costumbres populares a los dos años de su inauguración y financiado por diferentes administraciones públicas, es decir, dinero de fuengiroleños y no fuengiroleños, y todo ello, aliñado con insultos a quienes se oponían (PSOE) al desvarío autoritario, avalado, todo hay que decirlo, por mayoría en las urnas, que para algunos todo lo vale, según el lugar y la temática.

 

 

 

Sí a Rafa

Ha merecido la pena el intento por lo que supone de pedagógico. También porque hacer lo que se quiere, se siente y se cree, alivia el alma y espanta a los fantasmas.

En breve cumplirá un año el inicio de las hostilidades intestinas e indigestas de mi partido. Creí, ingenuo de mí, que desde nuestra provincia se podría hacer una labor de superación de las diferencias con una candidatura que abrazase más la renovación que la disyuntiva a secas del continuismo vs. cambio. Me equivoqué. Nos dimos una buena hostia, perdón, quise decir que la militancia dijo no, o quizás dijo sí, sí continuar o a romper con lo establecido, es decir, seguir alimentando a la criatura (circunstancia) nacida del 1 de octubre de 2016. También lo entiendo, no fue cosa menor.

En Málaga, el muro del 20% fue construido a conciencia, muchas manos pusieron ladrillo a ladrillo esa separación entre el nuevo tiempo y la añoranza de lo que vamos dejando atrás. Los cambios cuestán, la gente no siempre perdona, y por lo ocurrido en la recogida de avales, donde Rafa Fuentes ha pasado la criba, es un aviso a navegantes.

Creo que el PSOE, a pesar de las cosas que pasan y exhibimos, es el partido que más avanza en la adaptación al nuevo tiempo político que nos toca, que nos exige la ciudadanía, como las primarias para elegir a sus dirigentes primero, sumando después la doble vuelta (para el próximo proceso congresual será una realidad estatutaria de obligado cumplimiento).

Me gustaría mirar y caminar hacia las listas abiertas bloqueadas para algunos casos, la elección por listas abiertas a los delegados/as de las asambleas locales para asistir a los diferentes congresos (desde hace tiempo lo venimos haciendo en Fuengirola), la doble vuelta no sólo para lo orgánico, sino también para lo institucional, elección de la presidencia del gobierno, de las Comunidades Autónomas y alcaldías, así como seguir explorando para conseguir ser el partido de siempre pero como nunca.

Como decía ayer, por hace unos días (http://bit.ly/2x4uwAy), creo en lo higiénico, intelectual y políticamente hablando, de la doble vuelta. Sigo pensando que hemos dejado pasar una gran oportunidad con la precandidata Soraya García Mesa; pero descartada por mor del aval, con una retirada que dice mucho sobre ella en cuanto a su honestidad, respeto y amor profundo a su partido y a las urnas que llevan su marca, entre los dos candidatos que siguen en la carrera, representantes asimismo del continuismo y el cambio, a quienes no abracé inicialmente porque creía más en la renovación, me quedo con el segundo.

Alguien podrá pensar que es un sí con la boca pequeña. La opción que abre la segunda vuelta, por llamarla de algún modo en estos momentos, puesto que hasta dentro de cuatro años no entrará en vigor técnicamente hablando, si tu candidato/a queda fuera, es siempre la segunda mejor elección, candidatura con carácter subsidiario, o lo mejor de lo que queda, me da igual el nombre que queramos ponerle, pero el voto, introduciéndolo con las dos manos o con una, vale lo mismo.

Digo sí a Rafa Fuentes para liderar el PSOE de Málaga, para que cambie los modos de hacer política en nuestro partido y en nuestra provincia, y para que, tras su victoria, salgamos, ya sin garrote en mano, a ofrecernos a la gente que sabe de la importancia de un Partido Socialista fuerte y comprometido con su causa.

A propósito del Comité Provincial y el aval que nos llama

El pasado sábado 2 de septiembre celebramos uno de los comités provinciales más animados de los últimos años, a pesar de que casi la mitad de sus miembros decidieron quedarse en casa, donde, a mano alzada, debíamos decidir la norma aplicable en cuanto al número de avales mínimos para ser oficialmente candidato/a.

Mi posición fue abrazar y atender la llamada de la urna que nos ofrece la disposición transitoria primera que reza en su párrafo segundo que “… los procesos de elección de Secretario/a General a nivel autonómico, de nacionalidad, provincial o insular, inmediatamente posteriores al 39º congreso Federal Ordinario y que se convoquen en 2017, podrán regirse por los artículos 5.1.b (i) y 5.2.b) de los Estatutos aprobados en el 39º Congreso o por las normas vigentes con anterioridad al 39º Congreso, a elección de los órganos competentes para la convocatoria del respectivo Congreso …”

Se debatió y se votó sobre la aplicación, por tanto, de las normas del 38 Congreso Federal, el que marca el 20% de avales para poder ser candidato o candidata en las primarias a la Secretaría General provincial. Votar sí al punto 3.1  del orden del día era estar a favor del 20% y votar no era estar a favor de la reglamentación del 39 Congreso (3% de avales), que entiendo nos proporcionaría un congreso provincial más abierto, participativo, transparente y del que se saldría con más credibilidad y fuerza para seducir a la ciudadanía.

Pasado la reunión de los cuadros en dicho comité, donde mayoritariamente ganó la opción del 20%, insito, a mano alzada, llegaron los exegetas de la cosa, y ahí es donde entran en juego los tacticismos más o menos acalorados o malintencionados. Por empezar por el final, parece que a parte de la candidatura del compañero Jose Luis y del compañero Rafa no les gustó la libertad de voto de quienes apoyan a la compañera Soraya. La candidata intervino para señalar que es mejor aplicar ya, y no espera cuatro años, lo que establece el 39 Congreso. No sé si eso necesita traducción o interpretación, entiendo que no.

Yo intervine, entre otros, a favor del 3% y votamos en contra de la aplicación del 38 Congreso, y otros/as compañeros/as, votaron a favor del punto 3.1.

Se le reprocha en algunos foros, en ocasiones mentideros, a la precandidata, que no hubiese votación en bloque en dicho punto por parte de quienes la apoyan, es decir, que no ejerza el ordeno y mando que venimos criticando desde hace años y que entendemos tanto daño nos ha hecho. Me sorprende más cuando viene de quienes defendieron en su día, al igual que yo, la libertad de voto en la famosa y triste abstención a Rajoy, que hubiese evitado que Pedro Sánchez tuviese que renunciar a su acta de diputado.

Me gusta ese modo de entender la política, desde la libertad cuando, como en este caso, supone la elección democrática de normas aprobadas en congresos liderados por la misma persona. No es fácil en ocasiones la comunión de los términos disciplina Vs libertad de voto. Esa actitud de Soraya la hace más lider. La valentía y el respeto a la libertad de quienes creen en su proyecto reposa, entre otras cosas, en el respeto profundo a la libertad individual en asuntos como éste. Suma quien acepta la discrepancia y no impone disciplinas infértiles.

Nos podríamos preguntar también a estas alturas de curso quién es quién en estas primarias. ¿Dónde está el aparato, en Ferraz o en San Vicente? ¿Es más aparato lo que sale de Sevilla o lo que se barrunta de Madrid? ¿Hay dos candidaturas oficialistas y una no oficialista o todo lo contrario?

Que el aval nos pille trabajando.

 

El cambio que suma

Nos vamos acercando a la madre de todas las primarias: la provincia.

Los nombres que hasta ayer se tenían que adivinar en los posos del “Chipriota” de Fuengirola, hoy ya tienen rostro.

Muchos apostábamos por un cambio puro y verdadero en la dirección del PSOE de Málaga desde el momento en que no había foto de Pedro Sánchez sin Miguel Ángel Heredia, ni foto de Susana Díaz sin Paco Conejo.

Desde entonces hasta hoy, no he cambiado mi posición en la circunscripción sobre el cambio que, en mi humilde opinión, necesita la organización en Málaga. Considero que la mejor opción es la que sume.

De las opciones que puedan darse, Soraya García Mesa representa como nadie el cambio, el municipalismo, y es, además, la que más puede sumar.

Siguiendo el esquema de Napoleon Hill sobre las características de un buen líder, la primera de ellas sería la valentía. Quien esté al frente de un proyecto colectivo debe tener valor para ocupar y ejercer un liderazgo honorable y digno, arriesgarse en las ocasiones que deba hacerlo y afrontar las contingencias que surjan.

El PSOE de Málaga necesita una dirección y un liderazgo que mire al municipalismo, que lo conozca y que le duela. Pero no sólo eso, que no es poco, sino también que sepa sumar dentro, multiplicar fuera y seducir a una ciudadanía vanguardista y exigente con la valentía que merece.

Tiempo de descuento

Ya han pasado las primarias del PSOE y Andalucía se ha librado de la tormenta; sin embargo, varios frentes de altas y bajas presiones (o pasiones) se dirigen a Málaga, donde las nubes del horizonte se agitan y se espesan mientras la mar aparenta calma, y no me refiero a los cuadros de la Costa del Sol, que también se calientan en estas fechas de verano naciente.

Desde mucho antes del 12M, las cafeteras de la provincia han estado echando humo para satisfacer las necesidades de quienes recababan informaciones de todo tipo en los abundantes mentideros que se habilitaban en cualquier local hostelero que diese buen servicio, incluso sin servicio, todo sea por malmeter, proponer o vetar, palabra maldita y abrazada en todos los partidos pero con la que nadie se quiere fotografiar, vamos, lo mismo que con algunos programas de televisión que todo el mundo niega ver, pero que entrados en materia, se saben hasta el nombre del gato del concursante.

También hace algunas semanas que diferentes medios malagueños vienen publicando muchos nombres con sus apellidos que, además de salpimentar las noticias, podrían inquietar a la militancia e incluso a la afición. Esto anima en las tertulias el cotilleo sano de imaginar una alineación propia, como si de la selección española de fútbol se tratase, y, de paso, nos sumamos incluso sin haberlos escuchado; o lo que es peor, después de haberlos escuchado y de haberlos visto tantas veces, en los últimos años, a la derecha o a la izquierda del padre, lo que nos acercaría a una posición quizás más preocupante ya fuera por alienada, ya por alimentada desde el aparato orgánico o neoinstitucional, es decir, continuismo, en algunos casos camuflado, en otros con pegatina en la solapa.

Entre quienes desean un inmovilismo continuista que garantice su amamantamiento vitalicio y quienes ansían un recambio que en realidad supondría ganar tiempo para así, más adelante, poder ellos ocupar espacios o adelantarse a la posibilidad de que se pierdan los propios, no hay muchas diferencias. Me atrevo a aventurar que ambos casos suponen un gran regocijo para los de Iglesias y, a medio plazo, un daño irreparable a nuestro partido.

Hace años, cuando la alternancia era cosa de dos, la opción o la tentación de ganar tiempo y esperar turno como si se tratase de comprar una lubina en el mercado, podría considerarse una estrategia… de flojos, sin duda, pero eficaz en mayor o menor grado.

Hoy, ese tipo de estrategias pasivas ya no sirven. Este nuevo tiempo exige nuevas formas, otros modos de hacer política con nuevos actores y actrices que interpreten este ilusionante periodo político a todos los niveles. No hablamos solo de nuevos rostros, sino de nuevos espíritus, de otros modos de conectar y seducir, menos sexo y más amor, que me decía un afiliado muy dado en el pasado a las tentaciones de la carne.

Pasadas las zarzamoras, los juncos y los espinos, que cantase Lorca, llega la hora de Málaga, que requerirá de compromiso y generosidad para cambiar de rumbo y, buscando el viento de popa, lanzarnos con valentía a mudarnos la piel, y sí, con mestizaje familiar del mal llamado “pedrismo” y “susanismo”, buscar o elegir, si aún no se ha mostrado, la candidata o candidato a la secretaria provincial que pueda unir al máximo de miembros de ambas “familias”, sin caer en la tentación de un matrimonio de conveniencia condenado a divorcio seguro tras la luna de miel. Merecemos un amor verdadero, puro y sabio, que cambie el partido en la provincia para mejorarla.

Todo apunta a que las candidaturas más fuertes, firmes y convencidas, saldrán del armario el día después del voto en urna de las primarias andaluzas. Lógico, querrán ir al congreso regional como secretariables y, de ese modo, provocar movimientos en el cónclave. Habrá también quienes esperen apadrinamientos de última hora, en el verano tardío de septiembre, que les echen una mano … al cuello quizás, porque considero un error pretender las bendiciones de los mayores, Susana o Pedro, que ya a esas alturas de curso andarán con lo suyo una vez pasada la selectividad y los quemazones del verano en Torremolinos o Vera.

Es muy probable que no haya urna el 16 de julio y nadie, a excepción de Susana Díaz, ponga encima de la mesa el mínimo de 4850 avales antes del 1º de julio, lo que significaría que las anunciaciones serias se adelantarían dos semanas y los hoy nasciturus den luz a nuestras esperanzas de cambio real en la provincia.

Ni el PSOE de Málaga ni la provincia, pueden permitirse la persistencia en el error, la resistencia al cambio, ni directa ni indirectamente. Debemos exigirnos a nosotros mismos, con ambición y con convicción, un cambio real, que demuestre valentía, que nos empodere ante los votantes, que consiga seducir a una sociedad moderna, que nos permita mantener las alcaldías progresistas y ampliar ese camino de cambio en las ciudades y los pueblos de nuestra provincia, y que contribuya, al mismo tiempo, a protegernos de esa tormenta amenazadora que no arrecia pero sí genera una bruma de confusión… Superemos las inclemencias de este tiempo y asaltemos el futuro para conservar el gobierno andaluz y alcanzar el de España.

Publicado en Diario Sur el 17 de junio de 2017